Colgantes de plata personalizados

Desde hace siglos ha encontrado sustancias que le proporcionaba la naturaleza con la intención conseguir que le hiciesen la vida más fácil. Asimismo, para decorar se empleaban metales y sustancias minerales compactas.

En principio se esculpieron las sustancias minerales duras al mismo tiempo con el avance del tiempo se pulieron las aleaciones con características metálicas. Todo esto hizo que aparecieran nuevos trabajos.

Los aretes, relojes, pulseras, gargantillas, etc. formaron parte de todo esta evolución como consecuencia de la pericia de los artesanos que daban forma a la cornalina, la amatista, el jáspe, el ónice, el cuarzo y los metales.

Con el uso de el jáspe, el cuarzo, el ónice, la amatista y la cornalina con el objetivo de crear joyas apareció otra actividad, el estudio de la composición de la amatista, el jaspe, el ónice, la cornalina o el cuarzo. Algunos pensaban que algunos minerales escasos, duros y brillantes aliviaban ciertas dolencias, otras piedras se descartaban porque se pensaba que podían provocar desgracias y por supuesto otras daban buena suerte a los sujetos que las llevaban.

Más adelante, el desarrollo industrial posibilitó que determinadas piedras y aleaciones con carácterísticas metálicas se empleasen para la maquinaria.

Las pulseras, gargantillas, sortijas, esclavas, etc. de micollarconnombre se refinaban cada vez más. Su significado estaba ligado a la riqueza. Y sin duda contemplando los pendientes, collares, colgantes, anillos, etc. que llevaba cualquier persona  se podía conocer la responsabilidad política y además si practicaba el catolicismo .

Muchas gargantillas, sortijas, pulseras, collares, pendientes, etc. que compramos en nuestros tiempos provienen de hace miles de años.

Al hablar de piezas de joyería estamos aludiendo a algo que es muy valioso, como serían pulseras, collares, pendientes, anillos, gargantillas, etcétera, que se fabrican utilizando el ónix, el opalo, la tanzanita, el topacio o la turquesa y asimismo oro y platino.

Los relojes, pulseras, gargantillas , aretes, etc. ayudan a que las chicas se sientan más seguras, y obviamente van a ser un signo de femineidad.

El señor actual pone más interés en las alhajas que se pone. La variedad de accesorios es enorme, desde aretes, collares, pulseras, alianzas, alfileres para la corbata, alianzas, etc. Se utilizan aleaciones como serían el latón o el acero y además se combinan con napa, polímero elástico, etcétera en cualquier caso el oro y el platino suelen utilizarse más.

Las alhajas de los señores son realmente menos espectaculares que las alhajas de las señoritas, no suelen llevar alejandritas, amatistas, zafiros, rubíes, etc..

No se olvide de que si quiere es bonito personalizar una pieza de joyería con objeto de que sea original y única.

En los negocios on line contamos con un montón de tiendas que ofrecen este servicio.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn