Personalizando las joyas de plata de ley

Ahora vamos a charlar de las joyas, ese artículo que comentan que dura toda la vida, aunque opino que el modelo podría estar obsoleto, impulsando a su dueño a diseñar de nuevo la joya o tal vez vender el collar junto con los pendientes que van a juego y nuevamente obtener una alhaja con diseños más temporales.

Un ornamento no debería ser en todas las ocasiones de piedras preciosas o tal vez metales de gran precio, incluso pueden hacerse con otro tipo de piedras con un coste bastante más modesto e incluso aleaciones más sencillas cuyo importe va a ser bastante asequible. Las joyas personalizadas se utilizan por los distintos lugares del mundo, las señoras y los señores engalanan con las alhajas su cuerpo y se suele interpretar como un símbolo de mucho poder económico, es decir llevamos alhajas con el fin de presumir de estar en un rango superior dentro de nuestra sociedad.

Las joyas las tenemos en la tierra desde la aparición de el ser humanos, en un principio utilizaban tabas de las alimañas cuando necesitaban hacer sus pulseras ó colgantes. Luego el procedimiento de creación de las alhajas progresó con las diferentes civilizaciones añadiendo las aleaciones y minerales hermosos, en nuestros días todo vale para llevar como adorno, actualmente la propuesta de diseños hechos por joyeros ha llegado a ser bastante abundante en los distintos territorios.

Los hombres con el fin de satisfacer a las señoras suelen obsequiar con plantas ó alhajas, el motivo de esta decisión va a ser que a las señoras les encanta que les agasajen con sortijas, pendientes y gargantillas en fechas significativas. Según mencionan en un blog que he leído estos días, las señoras muy peculiares o incluso que tienen un temperamento muy señalado escogen las joyas más llamativas no obstante las chicas que son bastante frágiles se decantan por joyas pequeñas y bastante sencillas. Cuando pretendemos dar un obsequio a una chica lo recomendable diremos que es enterarse de el carácter para satisfacerla. Los entendidos en modas dicen que con anterioridad a regalar una pieza de joyería deberíamos tener en cuenta las características de la fisonomía de la mujer, como serán:

El estilo de la cara. El rostro de una señora diremos que es lo que observamos primeramente y debe existir una correlación entre las alhajas que llevas con el estilo de la cara, pudiendo ser ovalado o rectangular.

La estatura de la chica, incluso será una referencia fundamental cuando queremos elegir las alhajas, a las señoras de poca estatura en ningún caso se les aconseja ponerse colgantes apretados a la garganta no obstante las señoras de mucha altura tendrían que ponérselos más sueltos de la misma manera que los pendientes.

El tipo de manos, será esencial cuando se trataba de escoger las sortijas, a las chicas con manos delicadas y además alargadas les quedan mejor las sortijas de mayor grosor, no obstante siempre que sean cortas y voluminosas va a ser bastante mejor ponerse anillos sencillos.

Este tipo de observacionesno hay que llevarlas a cabo de forma rígida, la chica disfruta de la total libertad de colocarse aquello que desee como alhaja, lo esencial va a ser que le siente bien e incluso le convenza el objeto que ha adquirido. En cualquier caso existen piezas de joyería que se ajustan a todo tipo de señoras.

Para estar deseable no tenemos que usar joyas de precios exagerados ni firmas importantes, la fémina podría encontrarse sugerente con productos de bisutería obtenidos a precios moderados. Lo importante va a ser dar estilo a tu apariencia y además gustarte a ti en primer lugar y a los demás después.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn