Las hierbas con propiedades diuréticas acrecientan la producción y la expulsión de la orina

El uso extractivo de las plantas medicinales o sus derivados con fines terapéuticos no es una práctica reciente.

La Organización mundial de la salud acredita la validez de esta práctica porque será de gran ayuda para sus afecciones.

La herboristería se encuentra incluida en el entorno de la sanidad y naturalmente la utilizan los expertos en salud y los naturópatas.

Hay laboratorios en los cuales se elaboran medicamentos con hierbas, y naturalmente tienen profesionales de herbolario que estudian y ordenan las plantas medicinales. Puesto que así se hallan efectos novedosos de las plantas.

Las experiencias de cara a las hierbas curativas se han ido transmitiendo de una época a otra y hoy día son muy importantes. Pero además de los preparados antinflamatorios, expectorantes, antitusivos, antinflamatorios, relajantes, etc. se hacen sustancias con propiedades aromáticas para las comidas, aceites de sándalo, etcétera.

Se puede verificar que las hierbas naturales pueden tener propiedades antinflamatorias, astringentes, expectorantes, antimicrobianas, estimulantes del sistema digestivo, tranquilizantes, etc.

Los vegetales con propiedades aninflamatorias evitan la irritación de los conjuntos de células que constituyen una unidad funcional y estructural. Serán muy eficaces el ajo, el laurel, el cardamomo, la verbena, la arnica y el jengibre.

Las antimicrobianas exterminan los gérmenes que se instalan en el organismo y además mejoran las barreras externas como la piel o las mucosas. Tenemos el tomillo, el maitake, el romero, la equinácea, el aceite de lavanda y la salvia.

Las plantas que ayudan a controlar el exceso de secrecciones aminoran el picor cutáneo y nos ayudan a prevenir las infecciones. Nos vendrá muy bien el rusco, la vid roja, el sauce, la salvia, el pie de león y el pensamiento.

Las hierbas con propiedades diuréticas acrecientan la producción y la expulsión de la orina. Lo más indicado será la cola de caballo, el apio, el hinojo, el comino, el perejil y el enebro.

Las plantas que nos hacen expectorar favorecen la eliminación de los mocos que se encuentran en los bronquiolos. Le vendra bien tomar malvavisco, margarita, boldo, mejorana, tomillo o gordolobo.

Las hierbas con propiedades relajantes nos ayudan a reducir el desasosiego. Compre pasiflora, tila, albahaca, hierbaluisa, planta San Juan o ginseng.

Las plantas para el cuidado del estómago abren las ganas de comer y facvorecen la producción de jugos gástricos. Compre regaliz, ulmus rubra, melisa, cardo mariano, menta o manzanilla en www.herbolariosaludnatural.com.

Las plantas curativas se presentan en infusiones y también pueden presentarse en píldoras o suplementos alimenticios.

No se le olvide que es fundamental decirle a su facultativo el tratamiento que toma.

En su ciudad, podrá fijarse en que existen gran cantidad de tiendas especializadas en estos tipos de plantas en dónde podrá comprar las cápsulas que necesite y sin duda via on line.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn